AHORRA CON NUESTROS SETS Y PACKS DE CAZUELAS Y SARTENES

Un mar y montaña sorprendente: chalotas glaseadas rellenas de calamar

por Amercook España
– Por Pablo González,
chef 2 estrellas Michelin
 

🧅 La chalota es un bulbo familia de la cebolla muy utilizado en la #cocina francesa pero también en nuestra alta cocina, ya que su sabor es más suave, dulce y aromático que la cebolla tradicional. Además, ahora es mucho más fácil de encontrar en nuestras fruterías o supermercados habituales.

La sabremos distinguir por su pequeño tamaño, algo más grande que un diente de ajo, y su corteza de color marrón rojizo. A la hora de seleccionarlas asegúrate que estén duras para garantizar la mejor materia prima para tus platos 😉 ¿En qué platos sueles utilizarlas? Te damos una idea deliciosa donde utilizarlas:

 

Chalotas glaseadas en soja

Esta fantástica receta de chalotas dulces te permitirá añadirlas a tus ensaladas, rellenarlas con lo que quieras o acompañarlas junto a una carne o un pescado. Para ello tan solo tenemos que:

 

INGREDIENTES:

Chalotas, calamar sin pluma cortado en trocitos. Para la salsa: mayonesa + jengibre

PASOS:

– Paso 1: Pelamos la chalota retirándole la cáscara y la primera capa de piel que encontraremos mucho más dura.

– Paso 2: Precalentamos una sartén con un poquito de aceite y salteamos las chalotas enteras sin cortar hasta que nos quede dorada la piel del exterior.

– Paso 3: Añadimos la soja a la misma sartén con las chalotas hasta que las cubra enteras.

– Paso 4: Bajamos el fuego y dejamos reducir lentamente hasta que las chalotas nos queden tiernas y la soja con aspecto y textura de caramelo.

Una vez tiernas ya tendremos nuestras chalotas terminadas y con un sabor increíble.

 

 

Chalotas glaseadas rellenas de calamar

– Paso 1: Utilizamos las chalotas glaseadas de la receta anterior.

– Paso 2: En primer lugar, lo que haremos será vaciar el centro de la chalota para quedarnos con la piel de fuera. Vaciarlas es muy sencillo, solo tendremos que apretarle con los dedos desde un extremo y saldra solo.

– Paso 3: Para el relleno de calamar, limpiamos bien el calamar o se lo pedimos limpio a nuestro/a pescadero/a de confianza. A continuación lo cortamos con el cuchillo lo más pequeño que podamos (también llamado brunoise) y lo reservamos en un bol.

– Paso 4: Para aliñar el calamar vamos a hacer una mayonesa de jengibre de una manera muy sencilla. Pelamos el jengibre lo añadimos a la mayonesa. Lo pasamos todo por la batidora hasta que nos quede una salsa fina y delicada.

– Paso 5: Ponemos una cucharada de esta mayonesa al calamar y mezclamos bien. Añadimos de sal y ya tenemos nuestro relleno.

 

 

Ya solo queda rellenarlo que lo podremos hacer con una cuchara pequeña o bien con una manga pastelera. Y así hemos terminado esta sencilla receta digna de una estrella Michelin.

DEJA UN COMENTARIO

Los comentarios deben ser aprobados antes de aparecer


VOLVER ARRIBA